Ver y mirar son cosas muy distintas, el mirar es lo que hacemos comúnmente, el ver muy pocas lo hacen y por lo general los niños lo hacen aunque no se den cuenta que están viendo… Ver se pierde con los años al perder esa inocencia de niños, el porque nos han echo aprender a enfocar la mirada de otra forma, al decirnos el famoso no existe, eso hace que nos cerremos y ya no podamos ver.

Si aprendemos a ver podremos darnos cuenta de lo bella que es la naturaleza, ver el estado de ánimo de las personas, e incluso las personas que están dormidas y de quienes se están haciendo pasar por personas…

En casos muy avanzados se puede llegar a la clarividencia e incluso ver personas desencarnadas, y si así se desea ver el pasado o el futuro… etc. De lo que nos podrá servir es trabajar con los maestros o elementales ya que los primeros se pueden presentar de forma incorpórea y los segundos solo pueden ayudarnos, enseñarnos o utilizarlos de esa forma incorpórea.

Anuncios